PELIGROS Y AVISOS IMPORTANTES


No dejar un loro solo en el exterior ni siquiera dentro de su jaula por segura que sea ya que puede ser víctima de robo y también ser presa fácil de aves rapaces o morir a causa de una insolación o por las inclemencias del tiempo.




Los loros son fuertes pero hay cosas que tenemos que evitar, los cambios bruscos de temperatura son muy peligrosos para todas las aves.


A razón de 3 veces a la semana tanto en invierno como en verano es necesario pulverizar sus plumas para mantener la humedad, esto se puede hacer usando una botella vaporizadora y aprovechando las horas del mediodía o bien meterlo en la bañera o plato de ducha y ducharlo con el mando a modo de lluvia fina, luego llevarlo a su jaula para que se seque (no utilizar nunca el secador, ellos se secan solos) La temperatura del agua mejor que sea natural y en invierno solo templada.



Nunca situar la jaula cerca de los radiadores de calefacción en invierno, el calor excesivo constante resecaría sus plumas y piel, ellos necesitan humedad, también mucho cuidado con el aire acondicionado en verano, evitaremos no ponerlo delante del chorro de aire frío, podría coger una pulmonía, cuanto más retirado mejor.


Tenemos que cuidar que la jaula esté siempre limpia igual que los comederos y bebederos, le haremos varios cambios de comida y agua al día.


La cocina es un lugar donde nunca debería estar un loro por resultar tóxico los humos que se desprenden al cocinar, las sartenes cuando se queman desprenden teflón y es venenoso y mortal para ellos. Nunca dejar un loro suelto mientras se cocina, podría quemarse cayendo dentro de lo que estamos cocinando o encima de los fuegos o vitrocerámica, ellos no ven el peligro.


El humo del tabaco es muy nocivo para nuestro loro, si hemos fumado nos lavaremos bien las manos antes de tocarlo, ellos son muy sensibles a sustancias tóxicas.


No exponerlo a productos tóxicos como pinturas, disolventes, insecticidas, ambientadores, etc. Y cuidado con las plantas de interior porque algunas pueden ser venenosas para ellos.


Antes de abrir la jaula para que salga tomar la precaución de cerrar ventanas y puertas que den a la calle, podría por accidente salir volando al exterior y sería su perdición, también correr las cortinas para que cubran los cristales, ellos ven profundidad y se pueden estrellar contra ellos causándoles graves daños.


Cuidado con los cables eléctricos, muebles, etc. Tienden a morder y jugar con cualquier cosa que les llame la atención, cuando estén fuera de su jaula sueltos no hay que perderlos de vista.


A los loros les encanta posarse en la parte superior de las puertas cuando están abiertas y esto supone un grave peligro si las cerramos sin darnos cuenta que están ahí o si se produce una corriente de aire la puerta se cerraría de golpe cogiéndole las patas de pleno, podría ocasionarle la muerte.



Dentro de nuestro hogar existen muchos peligros para ellos: los microondas, lavavajillas, lavadoras, un cubo lleno de agua después de haber fregado la casa, un water abierto… podría caerse dentro y ahogarse.


Tenemos que tomar las máximas medidas de precaución para evitar accidentes.


Otras veces nuestro cariño por ellos resulta tan excesivo que sin querer le podemos causar la muerte por aplastamiento y se han dado casos de llevarse al pequeño lorito a la cama para que duerma con nosotros y al despertar darnos cuenta que está muerto aplastado…


Mejor que si es un pollito chiquitín duerma en su recipiente, caliente y oscuro tal como estaría en el nido... esto sería otro tema importante que avisar a las personas interesadas en adquirir un loro, que nunca por su seguridad se compren con menos de 3 meses porque necesitan estar en unas condiciones adecuadas en cada etapa de su crecimiento y para empezar debería estar con el criador hasta que sepa comer por si solo y sepa volar  además de estar acostumbrado a estar en jaula que es donde estará seguro y tendrá sus entretenimientos.





Nuestro loro necesita salir de la jaula para estirar sus alas y volar un poco, necesita estar en contacto directo con "su familia" es como si tuviéramos en casa un niño de entre 3-5 años y que necesita jugar un rato con nosotros para sentirse querido y feliz  pero hay que tenerlo controlado y nunca dejarlo solo igual que no dejaríamos solo a un niño de esa edad  por los muchos peligros que hay en casa, pero necesita tener su jaula que es su hogar, seguridad y donde tiene tranquilidad. No es adecuado que un loro no tenga jaula y esté todo el día suelto por los grandes peligros que hay dentro de nuestras casas para él.


Es muy importante que nuestro loro duerma entre 10 y 12 horas, aconsejo fijar una hora para apagar la luz, nosotros tenemos la costumbre de apagar las luces de todos los recintos con loros a las 10 de la noche tanto en verano como en invierno.


Es muy perjudicial alargar el día con luz eléctrica hasta horas avanzadas de la noche y tenerlos activos como si fuera de día, esto afecta su sistema nervioso y les causa graves problemas de comportamiento.


Si tenemos una habitación vacía podemos llevar al loro en su jaula a ese lugar y allí dormirá tranquilo, oscuro y sin molestias y si no se dispone de una habitación libre apagaremos las luces cercanas y si es necesario cubriremos la jaula para proporcionarle oscuridad y pueda descansar tranquilo, tenemos que imitar en lo posible las horas de luz solar y todos sabemos que los pajarillos de la calle cuando anochece buscan su lugar de descanso y duermen hasta que amanece.


EL VUELO


Tenemos que tener en cuenta que los loros son aves y que ellos se desplazan de un lugar a otro “volando”



No soy partidaria de privarlos de volar, es como si a nosotros nos inmovilizaran los pies o piernas para que no pudiéramos andar, eso sería cruel verdad? Pues lo mismo opino de algunos recortes que he visto que no son simples recortes para reducir o controlar el vuelo, son mutilaciones que perjudican enormemente a los pobres loros y que incluso les supone graves accidentes por no poder ni dar vuelos mínimos, intentan volar y se caen en picado al suelo causándoles graves daños, INCLUSO LA MUERTE.


La mayoría de mis clientes me piden opinión sobre este tema y siempre les respondo lo mismo:

- Para tener un loro sin recortar hay que ser muy responsable e intentar no tener ningún fallo, cuando se deje fuera de su jaula no deben haber ventanas ni puertas que den a la calle abiertas, hay que poner las cortinas delante de los cristales y tomar todas las precauciones posibles para evitar fugas o accidentes con resultados dramáticos.


RECONOZCO QUE SOY MUY MUY PESADA CON ESTE TEMA Y QUE LO REPITO VARIAS VECES PERO NO ME CANSO DE REPETIR LO MISMO PARA AVISAR PORQUE ES LA CAUSA PRINCIPAL DE PERDIDAS DE LOROS Y EN LA MAYORÍA DE CASOS SIGNIFICA SU MUERTE.


Si se tiene la jaula en el exterior hay que asegurar muy bien todas las puertas, comederos, etc. Y tener en cuenta que ellos abren mosquetones y algunos tipos de candados. No hay que fiarse nunca de que sea un loro tranquilo o manso porque pasan muchas horas dentro de la jaula y la conocen muy bien, aprovechan cualquier debilidad de ésta para abrirla, para ellos es un juego con resultado muy grave.


Si se quiere sacar a la calle (jardín, terraza, etc.) lo más seguro es ponerle arnés que los hay de todas las medidas adecuados para cada especie, sin arnés no tenemos que fiarnos nunca de nuestro loro porque por muy bueno, obediente que sea cualquier susto que tenga va a salir volando, ellos son imprevisibles y se asustan con facilidad.





Si a pesar de mis explicaciones se sigue con la idea de recortar las alas de vuestro loro…


- Un loro recortado pero bien hecho! Supone tener un loro que pueda volar lo suficiente dentro de casa como para poder desplazarse de un sitio a otro pero no podrá hacer vuelos altos ni largos por la falta de plumas así que considero mejor tenerlo recortado que esté expuesto al peligro de perderlo. Lo importante es cuidar del loro, tenerlo bien y seguro.


Aunque con información cualquiera de nosotros podemos realizar un recorte bien hecho aconsejo que lo haga un buen veterinario de exóticos por lo menos la primera vez para que podamos ver como se hace, esto no supone un gran coste, es barato y solo hay que hacerlo una vez al año que es lo que tardan las plumas en crecer.


En loros jóvenes no se pueden recortar las plumas hasta que estén bien crecidas y dominen perfectamente el vuelo, un loro tiene que saber volar perfectamente! Antes de los 10 -12 meses de edad no se deberían cortar las plumas ya que están en crecimiento. Ante cualquier duda consultar con vuestro veterinario especialista de exóticos.


SALUD


Los loros  son aves fuertes y muy rara vez enferman si están bien cuidados y alimentados.


Un loro sano pasa la mayor parte del tiempo activo, trepando por su jaula, jugando, curioseando y comiendo.


Paso a detallar algunos síntomas que podrían ser signo de enfermedad:


- Postura con la cabeza debajo del ala y somnolencia
- Pierde la curiosidad por las cosas y se muestra apático
- Plumaje enmarañado
- Si está en el suelo de la jaula quieto
- Si pierde la alegría y su comportamiento habitual
- Deja de comer
- Adelgaza a pesar de que come normalmente
- Temblores
- Cambios de humor extremos
- Ojos hinchados o legañosos
- Dificultad para respirar y ruidosa
- Exceso de saliva
- Orificios nasales tapados o supurantes.


Si tiene alguno de estos síntomas SIN ESPERAR A “MAÑANA” tenemos que llevarlo con urgencia a un veterinario especialista de exóticos porque presenta síntomas muy graves y con un tratamiento a tiempo podemos salvar su vida.


Las aves en la naturaleza no pueden exteriorizar sus enfermedades para no ser presas de otros pájaros o animales, es por ese motivo que si están enfermos no lo demuestran hasta que llegan al último extremo de sus fuerzas.


Si nuestro loro muestra algún síntoma de enfermedad lo primero que debemos hacer hasta llevarlo al veterinario es ponerlo en un lugar resguardado sin corrientes de aire y caliente a una temperatura no menos de 30-32 grados. Las aves cuando muestran enfermedad pierden calor corporal y es importante proporcionárselo.


Algunas de las enfermedades más comunes son:


- La Psitacosis o fiebre del loro
- Infecciones bacterianas, virales o producidas por hongos
- Picoteo o arrancarse las plumas “picaje” puede ser debido a infinidad de causas y hay que buscar el motivo (aburrimiento, falta de atención, mala alimentación y cuidados, frustración sexual, falta de baño o ducha, celos…) Muy común en loros mascota.
- Alergias
- Enfermedad del riñón (gota)
- Falta de calcio
- Toxicidad
- Envenenamiento producido por metales pesados.


Si decidimos tener un loro en nuestra casa después de habernos informado bien tendremos un compromiso firme de darle nuestro cariño, juegos y todos los cuidados que necesita y él nos corresponderá alegrándonos la vida con su compañía, simpatía y charlas.


Es aconsejable llevarlo al veterinario una vez al año para que le haga una exploración rutinaria y comprobar que su estado de salud sea perfecto.


Creo que con todo lo que explico tendreis vuesto loro en perfecto estado de salud y feliz.