ANTES DE ADQUIRIR UN LORO


Antes de adquirir un ejemplar de loro recomiendo que se tenga toda la información sobre la especie que mejor puede encajar en el tipo de vivienda que se viva, si esta es una comunidad de vecinos recomiendo elegir una especie que sea poco ruidosa para evitar futuros problemas con los vecinos, entre las especies que mejor encajan están los Yacos de cola roja y cola vinagre, también los yuyus. Os hablo de estas especies por ser las que más conozco. Evitar especies ruidosas como Cacatúas, Guacamayos, Amazonas y todo tipo de cotorras.




Después de haber valorado los pros y contras tenemos que ser responsables y saber que vamos a adquirir un animal que necesita ser cuidado a diario y proporcionarle atención y cariño porque no son objetos decorativos. Nunca pretendais que sea un juguete para un niño, tienen que hacerse cargo de él personas adultas. 


Un loro no tiene que ser el resultado de un capricho, hay que madurar la idea, son animales muy longevos, pueden llegar a vivir más de 50 años dependiendo de la especie, en el caso de los guacamayos más de los 100 años.


Si vuestra decisión es tener un loro en casa, que sea para cuidarlo bien tal y como se merece ya que dependerá totalmente de vosotros y desde ese momento tendreis un firme compromiso y vuestra mascota os compensará con su presencia, juegos, charlas y alegría.


Se tienen que hacer responsables de él personas adultas y responsables, NUNCA tiene que ser un REGALO PARA UN NIÑO. Un loro no es un muñeco ni un objeto decorativo que tenga que estar siempre dispuesto al manoseo de un niño, por lo general los niños no suelen ser sus mejores compañeros ya que huyen de ellos porque se mueven muy rápido, dan golpes a la jaula y tienden a asustarse de ellos. En familias con niños siempre tiene que estar presente persona adulta para controlar la situación.




 


Empezaremos con la correcta elección de "su casa"

Ir al apartado  ALOJAMIENTO