JAULAS


Los loros tienen mucha fuerza en el pico y son muy inteligentes, aprovechan la mínima debilidad de la jaula para abrirla y es la primera causa de escapes y pérdidas de loros.




La jaula tiene que ser fuerte y segura, todas las puertas tanto las de los comederos como la principal tienen que estar dotadas de cierre y placa de seguridad, esto es muy importante para evitar escapes no deseados y perdidas de loros.



Un simple muelle que es muy económico evitará que el loro pueda abrir las puertas y puede salvar su vida.



Todas las precauciones son pocas... tenemos que adelantarnos poniendo seguridad antes de que nuestros loros nos sorprendan con su excepcional habilidad para abrir cierres.


Este que os muestro lo abren incluso siendo bebés y ya veis como los tengo asegurados.



Los comederos tienen que llevar la barra antivuelcos para evitar que el loro los saque y tire todo su contenido.


Hay jaulas con parque superior que es estupendo para tener todo en uno, así el loro está cómodo cuando está fuera de ella y tendrá su zona de juego y comida.




Necesitan tomar baños de sol cuando la temperatura es moderada y estar en contacto con el aire. Antes de sacarlos al exterior aseguraremos que todos los cierres estén correctamente bien cerrados.


 


Cuando el loro esté fuera de la jaula hay que tomar antes todas las precauciones de cerrar puertas y ventanas que den a la calle para evitar que pudiera salir volando, ellos no conocen el exterior además que son muy temerosos y fuera es un mundo desconocido y muy peligroso para ellos, para la mayoría sería su fin así que si queremos evitar accidentes muy graves tenemos que tomar las medidas pertinentes antes de abrirle la puerta de su jaula. No me canso de repetir este tema ya que es la primera causa de perdidas de loros.


La jaula tiene que tener unas medidas acorde con el tamaño de la especie de loro que tenga que estar dentro, siempre hay que tener en cuenta la medida con sus alas abiertas y que esté holgado y cómodo dentro, con varios palos o perchas para que pueda cambiarse de una a otra. Necesita tener dentro un palo lima que hay que colocar debajo del comedero principal para que lo pise frecuentemente, ellos se limpian el pico después de comer y de esa forma conservará su pico y uñas en perfecto estado.




Le pondremos mínimo un juguete que preferentemente sea a base de maderas para que se distraiga destrozándolo que de eso se trata y ellos lo necesitan. Los juguetes se irán cambiando a medida que los vayan destrozando.




Cuidado con los juguetes a base de cuerdas y cadenas porque se enredan y pueden ser trampas mortales para ellos al quedarse atrapados en ellas o enganchados con sus uñas.



La jaula será "su casa" y donde estará la mayor parte de su vida así que no recorteis el presupuesto es ella, es lo más importante para su salud física y mental, cuanto más grande sea, mucho mejor!




 Y mantenerla siempre limpia! Suelo, palos, comederos y bebederos en perfecto estado.



UBICACIÓN DE LA JAULA 



Colocaremos la jaula contra una pared para que una de las partes esté fija y el loro se sienta seguro. Las puertas de entrada de las personas tienen que estar de frente y nunca situarlo al lado de una puerta que le causaría un permanente estado de tensión y afectaría su sistema nervioso.


La jaula tiene que estar retirada de cualquier aparato que emita ruido fuerte, si se trata de la televisión que esté mínimo a 3 metros de distancia y tenerla a un volumen moderado, de la misma forma si es un equipo de música o radio. También alejarlos de otros aparatos eléctricos como puede ser neveras, microondas, etc. ya que emiten vibraciones y ondas magnéticas perjudiciales para ellos.


Colocar la jaula retirada de fuentes de calor, en invierno alejada de radiadores ya que tendrán un calor constante que es muy perjudicial para ellos, de la misma forma que el aire acondicionado en verano, nunca ponerlos en frente ni cerca de la salida del aire.


Evitar corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura. Es perfecto situarla cerca de una cristalera o ventana para que tenga distracción pero evitar el sol directo en épocas de calor.


La estancia de una casa donde nunca se debería ubicar la jaula con nuestro loro es la COCINA ya que es el sitio más tóxica y peligrosa para ellos, cuando cocinamos se desprenden vapores, humos y olores nocivos para ellos. Tenerlos sueltos encima de nuestro hombro mientras cocinamos supone un riesgo muy grande, se pueden asustar por cualquier ruido y caer encima de una sartén con aceite hirviendo o caer encima de los fogones y quemarse las patitas, esto es uno de los accidentes graves más comunes desgraciadamente.


Situar la jaula en el salón o habitación de vuestro hogar que más se habite para que el loro forme parte de la familia y esté lo más acompañado posible, para que disfrute de vuestra presencia y compañía.


Nunca situarla cerca de un radiador de calefacción o delante del aire acondicionado, por un lado el calor constante sería muy nocivo para él resecandpo su piel y plumas, por otro lado el aire frío le causaría una pulmonía.


Seguiré con AVISOS importante en el apartado PELIGROS.