CENTRO DE CRÍA


Todos los pollitos de loro que entregamos han nacido de nuestras parejas reproductoras sabiendo exactamente el día de nacimiento gracias al sistema de vigilancia con cámaras que tenemos instaladas en los nidos. 





Supervisamos los nacimientos varias veces al día y sacamos los pollitos cuando cumplen alrededor de los 15 días de vida, son anillados con anilla cerrada cuando tienen 20 días en la cual están inscritos datos importantes y es su DNI: número de serie, número de criador e iniciales, año de nacimiento, diámetro de la anilla. 





Una vez sacados del nido son instalados en nacedoras o criadoras artificiales con la temperatura y humedad correspondiente, con unas medidas de higiene y desinfección estrictas. Se alimentan de forma manual con papilla especial para la especie utilizando diferentes métodos según edad y condiciones de cada pollito.

 

 





Durante la etapa de cría desde muy pequeños se les dedica varios ratos al día de caricias para que sientan el contacto con la persona y se acostumbren a su presencia y oir su voz. A pesar de que en los primeros días aún tienen los ojitos cerrados ellos agradecen tanto el contacto como la presencia. 



Nuestro objetivo es criar loros lo máximo de dóciles y socializados para que formen parte de la familia y convivan perfectamente con nosotros, esto se consigue con muchas dosis de caricias, mimos y dedicación día a día durante la etapa de crecimiento.



La cría desarrollo y destete son etapas muy delicadas y cruciales en la futura vida de un loro a todos los niveles, requiere mucha experiencia y dedicación por lo que considero que no deberían venderse loros en proceso de crecimiento, al más mínimo fallo puede ocasionarles graves lesiones e infecciones que pueden acabar con serios trastornos, traumas incluso con sus vidas.


CÓMO SE ENTREGAN.


Por estas razones nuestros pollitos de loro no los entregamos antes de los 3 meses de vida incluso alguna semana más dependiendo de la evolución de cada ejemplar, hasta que comprobamos que comen ellos solos la alimentación que les corresponde y cuando han aprendido a volar.








Durante el periodo de crecimiento son controlados por el veterinario especialista el cual efectúa diferentes exámenes físicos y toma muestras de sangre y heces para efectuar analíticas de diferentes enfermedades y sexaje por ADN.

Nuestros loros se entregan con total garantía sanitaria y libres de enfermedades.

Esta documentación se le entrega al nuevo dueño en el momento de la recogida junto a la documentación propia de cada ejemplar, varios dosiers explicativos con todos los temas importantes sobre sus cuidados, alimentación, peligros que hay en nuestros hogares, etc. y lo más importante es nuestro asesoramiento posterior e indefinido siempre que el cliente lo considere oportuno frente a cualquier duda, consulta o información que necesite. 

Al cliente y familia asistente a la recogida de su ejemplar se le da charla explicativa de todos los temas importantes así como demostración práctica sobre el manejo del loro y los datos más importantes sobre su expresión corporal. 


Una de nuestras normas es que bajo ningún concepto enviamos a nuestros loros por agencia y que hay que venir personalmente a recogerlos primero porque nos gusta que los interesados puedan ver como se crían y en las condiciones que necesitan estar una vez salgan del centro de cría y lo más importante es evitarles sufrimiento e incertidumbre dentro de un transportin solos durante un periodo largo de tiempo y con el riesgo que supone además de los cambios de temperatura y otros factores de riesgo para el animal. 


Desde aquí agradezco a muchas personas que han confiado en nosotros y han venido desde muy lejos a recoger a sus loros desde cualquier punto de España incluso varios desde otros países. 


Para asegurar el bienestar de los loros y facilitar la adquisición a nuestros clientes, les informamos de todo lo necesario y adecuado para cada especie en lo referente a: complementos, accesorios, jaulas, alimentación, juguetes... Consúltenos!